Retrorace, blog miembro de FOwwwA (Formula One world wide web Association)

lunes, 26 de julio de 2010

Ordenes de Equipo


Las órdenes de equipo en la Fórmula Uno han existido desde la creación del campeonato del mundo en 1950, siguen existiendo, como se comprobó ayer en el Gran Premio de Alemania, y seguirán existiendo, como se podrá corroborar en el futuro, a pesar de que desde la temporada 2003 estén oficialmente prohibidas.
Mas allá de que a muchos nos desilusionen, las órdenes de equipo han servido desde el inicio del campeonato del mundo de Fórmula Uno para defender los intereses de las escuderías con la finalidad de ganar o una carrera o el título final.
En los primeros años del mundial se compartían incluso los coches y, en caso de avería de uno de ellos, el piloto, en vez de retirarse podía subirse al coche de un compañero y al final de la prueba se repartían los puntos.
Hemos resaltado en diversos post, el desagrado que causaba en cualquier piloto el hecho de tener que ceder su coche a algun compañero...pero el sistema funcionaba asi, y al firmar un contrato con una escuderia un piloto sabia que tal vez deberia resignar una victoria para que triunfara su compañero.
En el Gran Premio de Gran Bretaña de 1957, disputado en el circuito de Aintree, en Liverpool, se produjo el hecho histórico de la primera victoria de un coche británico (Vamwall), pilotado no por uno, sino por dos pilotos británicos.
Stirling Moss, que había logrado el primer puesto en la formación de salida, se tuvo que retirar en la vuelta 51 de las 90 de que constaba la carrera por un problema en el motor y se subió al coche de su compatriota Tony Brooks, que llegó a la meta en primera posición.

El accidente de Lorenzo Bandini (Ferrari) y Graham Hill (BRM) en el Gran Premio de México de 1964 que terminó con la eliminación del segundo y la perdida del título mundial, en beneficio del Ferrari del británico John Surtees, fue considerado entonces por muchos como una consecuencia, extrema, de las órdenes de equipo.

La prohibición de las órdenes de equipo llegó al inicio de la temporada 2003, después de dos casos de difícil justificación, cuya responsabilidad recayó sobre el actual presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), el francés Jean Todt, entonces director deportivo de Ferrari.

En el Gran Premio de Austria de 2002, sexta prueba del campeonato que ya contaba con cuatro victorias del alemán Michael Schumacher. Todt ordenó al brasileño Rubens Barrichello que dejara pasar al alemán, para reforzar aún más su primer puesto en el mundial.
Barrichello dominó la carrera y tan sólo se paró a pocos metros de la línea de meta para demostrar que la victoria era suya y dejar paso a Schumacher, al que no le hacía falta la victoria para ser campeón del mundo.
Era el comienzo de una era sumamente desagradable para la F1, donde el piloto brasileño de Ferrari se limitaba a cuidar las espaldas del todopoderoso Schumacher, convirtiendo las carreras en espectaculos monotonos.

Ese mismo año en el Gran Premio de Estados Unidos en el circuito de Indianápolis, con el título ya adjudicado, Michael Schumacher quiso devolverle la victoria de Austria y dejó ganar a Barrichello en el último instante.
Estas dos carreras, en una temporada dominada de principio a fin por Ferrari, que ganó 15 de las 17 carreras, de las que Schumacher se impuso en once, llevó a la FIA a prohibir las órdenes de equipo.

Sin embargo, a pesar de esa prohibición en 2007, en el Gran Premio de Brasil, última prueba de la temporada, Felipe Massa ya tuvo que dejar su primer puesto a su compañero el finlandés Kimi Raikkonen, que gracias a ello consiguió el campeonato del mundo con un punto de ventaja sobre el británico Lewis Hamilton (McLaren) y Fernando Alonso (Mclaren).
A la temporada siguiente fue Raikkonen el que tuvo que dejar pasar a Massa en el Gran Premio de China, penúltima prueba del mundial, para que este finalizara segundo tras Hamilton. Sin embargo dos semanas después el brasileño perdería el mundial ante su público en la última curva de su Gran Premio.

La diferencia de puntos entre Alonso y Massa, 98 por 67, antes de la carrera y el hecho de que Fernando Alonso había sido el más rápido el viernes, el sábado y en la carrera de hoy domingo, obligó a Ferrari a pedir al brasileño que cediera su puesto al español, en la óptica de que este pudiera seguir en la lucha por el mundial.
Si Massa se encontraba en cabeza de carrera era porque el alemán Sebastian Vettel (Red Bull) le encerró contra el muro en la salida y le dejó el camino libre.

El director de carrera, Charlie Whiting, que ya pasó factura en el pasado Gran Premio de Gran Bretaña a Fernando Alonso por su adelantamiento al polaco Robert Kubica (Renault), tras haber declarado en Valencia que la carrera había sido manipulada, enviaba un informe a los comisarios deportivos, que sancionaban a la escudería Ferrari con 100.000 dólares.
Hasta aqui entran las consideraciones técnicas, en cuanto a la faz deportiva es discutible el tema si debe haber ordenes o no desde el pitwall...a la mayoria de los fanaticos nos interesa la lucha rueda a rueda no las maniobras orquestadas de antemano, pero definitivamente el interes de los simpatizantes de la F1 no va de la mano con los intereses de los equipos, pilotos y dirigencia en general.

Ahora el caso queda en manos del Consejo Mundial de la FIA, presidido por el causante de la prohibición de las órdenes de equipos, Jean Todt (si, si, aquel que ordenaba a Rubens frenar sobre la linea de meta), cuya decisión no servirá, en cualquier caso, para que las ordenes de equipo se sigan dando con más o menos discreción por parte de las escuderías.

2 comentarios:

Shoplifter-Davide dijo...

Hubo un incidente en los 80´s o 90´s creo cuando corrían juntos Senna y Prost, a uno de ellos le ordenaron cederle la carrera al otro pero este se nego creo que fue Senna, pues a mi me gustaria que Massa e incluso Barrichello hubieran reaccionado asi.

Con lo de Raikkonen pues se justifica porque era la ultima carrera y obviamente Massa no estaba peleando el titulo al año siguiente pues el favor se devolvio, pero en el caso de Barrichello yo recuerdo me parecio algo estupido y de mal gusto ya que Schumacher y Ferrari no tenian rival era ilogico pensar que los iban alcanzar entonces porque quitarle la victoria que bien merecida la tenia el brasileño.

Lo de Alonso pues me parece intolerable primero porque este piloto no es de mi gusto por lo oportunista y lloron que suele ser cuando no se le dan las cosas, hay que recordas que sus victorias de los ultimos años han estado manchadas como la que logro en Singapur gracias al incidente del choque forzado de Piquet, lo del domingo me parecio una putada porque para empezar Alonso esta irregular y no creo que vaya a ganar el campeonato al menos pase algo a McLaren y Red Bull entonces porque no dejarle la victoria la pobre de Massa que ha tenido una temporada para el olvido, al final Alonso quedo en las mismas claro recorto puntos pero como los otros tambien puntearon en un sistema que no muy me gusta.

Lo peor de todo es que la ceguera de los españoles lo justifican todo y no quieren ver la realidad que solo por ayudas logra ganar las carreras ultimamente y luego que no se queje de carreras arregladas.

Germán Toledo dijo...

Comparto todo lo que expresas querido amigo, pero en el post me veo obligado a ser imparcial. Yo tambien me senti muy mal, y poco a poco voy entendiendo que la F1 es un negocio, no un deporte, y eso me pone muy triste.

Publicar un comentario