Retrorace, blog miembro de FOwwwA (Formula One world wide web Association)

viernes, 12 de febrero de 2010

Juan Pablo Montoya



Promesa trunca de la F1, Juan Pablo siempre se caracterizó por ser un piloto de gran habilidad y vehemencia. Hoy brilla en el NASCAR y descarta un retorno a la Máxima.

Juan Pablo Nació en Bogota, Colombia, el 20 de septiembrede 1975. A los 9 años ya estaba compitiendo y ganando en el Campeonato Infantil de Kartings
Por los siguientes tres años ganó diferentes títulos nacionales e internacionales en la categoría Kart Komet. Todo esto lo cerró con broche de oro al ganar el Campeonato Mundial de Kart Junior en 1990 y 1991.


En 1992, Montoya siguió en la Copa Fórmula Renault en Colombia. Ese mismo año participó en la serie estadounidense Barber Pro Series.
Para 1993 participó en el Campeonato Swift GTI, el cual dominó casi por completo al ganar 7 de 8 carreras.
1994 fue un año muy ocupado para Montoya, ya que compitió en 3 categorías diferentes: Campeonato de Karting Sudam 125, Barber Pro Series de EEUU y la Fórmula N mexicana (en la cual ganó el título).


Por los siguientes tres años siguió participando en diferentes categorías, siempre logrando buenos resultados. En 1995 consiguió la tercera plaza en el Campeonato Británico de Fórmula Vauxhall y ganó las Seis Horas de Bogotá imponiendo un nuevo récord de pista.
En 1996 compitió en el Campeonato de Gran Bretaña de Fórmula 3 y se ubicó tercero en la tabla final y por su gran participación logró un puesto para correr en la Fórmula 3000. También participó en el Masters de Fórmula 3, logrando una cuarta plaza y repitió otro triunfo en las Seis Horas de Bogotá, a la vez que compitió para Mercedes-Benz en la carrera ITC en Silverstone.

En 1997, compitió con el equipo Marko en la Fórmula 3000 Internacional, terminando en segundo lugar. Este mismo año el agente de Montoya, David Sears, se lo hizo notar a Frank Williams, propietario de la escudería Williams F1, el cual lo contrató como piloto de pruebas. El colombiano mostró su velocidad en los ensayos de Jerez con tiempos muy cercanos a los de Jacques Villeneuve (campeón de aquel año), y en el resto de tests en los que participó.
En 1998, Montoya compitió de nuevo en la Fórmula 3000 Internacional, la cual ganó en ese mismo año. Se destaca su participación en el Gran Premio de Pau, en el que se impuso magistralmente sacándole una vuelta de ventaja al segundo clasificado.



En 1999, después de un acuerdo entre Williams y Chip Ganassi se trasladó al otro lado del Atlántico y participó en la serie CART en los EEUU. En su primer año se coronó brillantemente campeón en un torneo que se definió en la última carrera tras una reñida temporada con el escocés Dario Franchitti, mientras Alex Zanardi, luchaba en la Fórmula 1 en un Williams que no lograba rendir. Montoya ganó siete carreras. Las primeras tres las ganó en línea comenzando con Long Beach, Nazareth y Brasil, luego de la victoria en Cleveland siguió otra seguidilla de tres victorias con Mid-Ohio (donde en 1987 había ganado el también colombiano Roberto Guerrero) y en las pistas de Chicago (propiedad de Ganassi) y Vancouver. Además logró siete poles, y se consagró como el piloto más joven en ganar esta categoría a los 24 años de edad y el mejor novato de en la historia de la misma.


Durante el 2000, permaneció en el mismo equipo, pero el cambio de chasis (a Lola) y de motor (a Toyota), produjeron cambios apreciables en la confiabilidad, rendimiento del vehículo y errores del equipo, lo que le impidió al menos lograr 5 victorias que tenía casi aseguradas como Nazareth, Fontana, Laguna Seca, Road America. De este modo queda al margen de la disputa por un nuevo título, terminando noveno en la clasificación general al ganar solo 3 carreras, todas en óvalos: Milwaukee (la primera que terminó ese año, y la primera victoria de Toyota en la CART), las 500 millas de Michigan, considerada como una de las finales más espectaculares y finalmente reñidas de la categoría; y una última victoria en Gateway. Así mismo gracias a su incuestionable talento natural, pudo lograr 7 poles (4 de manera consecutiva) y 6 vueltas rápidas. Ese mismo año consiguió su más ilustre conquista al ganar la legendaria carrera de las 500 millas de Indianápolis en su primer intento.


En el 2001, tras su paso por Norteamérica, Montoya regresó al equipo Williams, pero esta vez no como piloto de pruebas, sino como piloto de carreras. En su primera temporada fue el novato del año obteniendo una victoria (Gran Premio de Italia en Monza) y tres poles.
Durante las Temporadas 2002 y 2003 se convirtió en una alternativa real en la lucha por el Campeonato del Mundo contra Michael Schumacher, quedando tercero en la clasificación final en ambos años.


Permaneció con Williams-BMW hasta el 2004, año en el que las deficiencias en su vehículo imposibilitaron su lucha por el campeonato, quedando detrás de dos nuevos aspirantes, Jenson Button y Fernando Alonso. No obstante consiguió una brillante victoria en el Gran Premio de Brasil de 2004 y la vuelta más rápida de la historia de la F1 en el Gran Premio de Italia de 2004 en Monza.


En el 2005, Montoya se integró por dos temporadas en el equipo McLaren-Mercedes en compañía del finlandés Kimi Räikkönen. Después de sólo dos Grandes Premios, se lesionó oficialmente el hombro jugando al tenis, lo que impidió su participación tanto en el Gran Premio de Bahréin como en el Gran Premio de San Marino; siendo sustituido por los pilotos probadores Pedro de la Rosa y Alexander Wurz, respectivamente.
Tras algunos altercados, como en las prácticas del Gran Premio de Mónaco de 2005, en las que Montoya fue penalizado por provocar supuestamente un accidente; y en el Gran Premio de Canadá de 2005, en el que fue descalificado de la carrera tras salir de boxes con el semáforo en rojo durante el periodo del Coche de Seguridad; Juan Pablo consiguió su primera victoria con McLaren en el Gran Premio del Reino Unido de 2005 tras una intensa lucha con Fernando Alonso. Consiguió ganar dos carreras más ese año, las cuales serían las últimas en la categoría, puesto que en el 2006 no llegó a terminar el campeonato, dejando la Fórmula 1 para emigrar a la Nascar con el equipo Chip Ganassi Racing.

Su sustituto en la categoría de la Fórmula 1 sería Pedro de la Rosa. Tras su salida, su ya ex compañero Kimi Räikkönen también abandonó el equipo, iniciando una nueva era en McLaren con el campeón español Fernando Alonso y el recién llegado británico Lewis Hamilton. La relación de Montoya con Ron Dennis, el equipo y la categoría en sí se fue deteriorando tanto que provocó su marcha anticipada, hecho que dejaría bien claro posteriormente. 2006 fue el año en que culminó su carrera en la Fórmula 1, para dar paso a una nueva etapa en su trayectoria, esta vez en la categoría NASCAR de los Estados Unidos, conformando parte del equipo de su su antiguo jefe de la CART, Chip Ganassi.

A finales de este año, inició su período de adaptación a la NASCAR, empezando en la Busch Series (la segunda en importancia en la NASCAR detrás de la NEXTEL Cup) en la que compitió en tres ocasiones (un retiro). Luego, en ese mismo año 2006, hizo una aparición más, pero esta vez, en la NEXTEL Cup, en la cual, no pudo culminar (con el coche Nº30).
Ya en 2007 se anunció que sería parte de los corredores de la famosa carrera de resistencia estadounidense 24 horas de Daytona, algo que no se esperaba, pero en la que salió victorioso junto a sus compañeros de vehículo: Scott Pruett (estadounidense) y Salvador Durán (mexicano), con el coche número uno, del equipo Telmex Target (Lexus), de Chip Ganassi. Más tarde, el 4 de marzo de 2007 obtuvo su primera victoria en la categoría Nascar, serie Busch, en el circuito de Ciudad de México (México), Autódromo Hermanos Rodríguez.

El 24 de junio de 2007 se convierte en el primer latino en ganar una competencia en la categoría NEXTEL Cup, en el circuito mixto de Infineon Raceway en la Toyota/Save Mart 350 y estableciendo un récord al obtener la victoria arrancando desde el puesto 32.
El 18 de noviembre de 2007 se consagró como el Novato del Año en la NEXTEL cup, después de ser el mejor debutante en las 36 competencias de la máxima serie de la Nascar, y finalizar la temporada en la posición número 20, con 3487 puntos.
Tras la carrera disputada en el circuito de Watkins Glen, el colombiano tuvo una fuerte discusión con el norteamericano Kevin Harvick, el cual culpó a Juan Pablo de haberlo sacado de dicha competencia.

El 27 de enero, Montoya junto a Scott Pruett, Guillermo Rojas y Dario Franchitti gana nuevamente las 24 horas de Daytona, un hecho mítico para el piloto, quien sólo falta que corra (y gane) en las 24 horas de Le Mans para ser el piloto que ha ganado casi todas las carreras más importantes del automovilismo mundial.
Ha protagonizado un combate en la TNA Wrestling (Promoción de Lucha Libre Americana), ayudando a un equipo compuesto por Sudaméricanos, LAX; frente a otro equipo, MMG, con otro rival de Nascar, Reed Sorenson. Uno de los luchadores intentó agredir a Juan Pablo y este se defiendió propinándole un golpe con una silla en la cabeza.
Al final de la temporada, donde no figuró en los primeros lugares de la Copa Sprint, Montoya desmintió una vez más los rumores que lo vinculaban de regreso a la Fórmula 1: "Estoy muy feliz en Nascar. Mi familia y yo estamos contentos en Estados Unidos y, la verdad, no se me pasa por la cabeza regresar a la Fórmula Uno. Es más, si ahora me llamaran de McLaren o Ferrari, no regresaría".


El equipo de Chip Ganassi quiere ser mas competitívo, por lo que realiza una fusión con el de Teresa Earnhardt, Dale Earnhardt Inc., y se pasa a llamar Earnhardt Ganassi Racing. Con este paso el equipo de Montoya corre ahora con los motores Chevrolet, que son mucho más competitivos. Montoya logra su primera pole position en Nascar el 25 de abril de 2009 en la pista de Talladega al marcar 188,171 mph. Hasta la vigesimoprimera fecha de la NASCAR Sprint Cup, Juan Pablo Montoya ya se encuentra en la posición N°8, clasificando a la ronda final del campeonato, conocida como "Chase for the Sprint Cup". La campaña 2009 de Montoya en la Nascar Sprint Cup, ha sido la mejor desde que llegó a esta categoría, obteniendo un top 5, diez top 10, una pole, con un total de 2631 puntos a 557 de Tony Stewart que es el líder. Una de sus mejores carreras que últimamente ha tenido fue en Indianapolis, en donde lideró 106 vueltas. Pero por penalización de parte de Nascar por exceder límite de velocidad en pits, terminó la carrera en el puesto Nº11.

Estadísticamente queda para la historia que Montoya es el único piloto que ha liderado vueltas en las tres grandes carreras de automóviles que se han corrido en el ovalo de Indianapolis. Lideró camino de su triunfo en las 500 Millas en 2000, lideró en 2001 en su Williams en el Gran Premio de los Estados Unidos de Fórmula Uno y el domingo 26/07/2009 punteó 116 vueltas de las 160 pactadas. El 12 de septiembre de 2009 nuevamente Montoya hace historia clasificando al chase en la Nascar Sprint Cup, gracias a lo cual a falta de solo 10 carreras lo separan apenas 40 puntos del líder, por primera vez en Nascar un piloto no estadounidense se clasifica al Chase desde que se implementara en 2004. El 18 de septiembre de 2009 el colombiano logra su segunda pole position en Nascar en la pista New Hampshire Motor Speedway al marcar 133.431 mph y 28.545 segundos marcando así un nuevo record de clasificación. En la primera carrera del chase el colombiano logra un tercer lugar después de iniciar de primero en la pista New Hampshire Motor Speedway, donde lidero el mayor número de vueltas con 104 de las 300 pactadas. Al tiempo logra ubicarse en la cuarta posición de la tabla general del campeonato. En la segunda carrera Juan Pablo Montoya logra un cuarto puesto que le permite subir al tercer lugar de la tabla general del campeonato. En la tercera carrera Juan Pablo Montoya logra muy bien un cuarto puesto delante de Jimmie Johnson y Mark Martin, y les corta puntos en la general.

En el arranque de temporada del 2010, Montoya puede dar una sorpresa el domingo 14 de febrero, cuando se dispute la mitica Daytona 500. Convirtiendose asi en uno de los pilotos más ganadores de las categorias más importantes a nivel mundial.

2 comentarios:

georgeba7 dijo...

Gran recuento Germán...
Se te pasaron las 24 hrs de Daytona de este año, carrera que quizás hubieran podido ganar de no ser por el pistón que perdió la batalla antes de tiempo. el #02 Telmex-Target había liderado considerablemente la carrera hasta que sucedió el percance... Habiendo visto las Daytona 500, es muy emotivo ver nuevamente un integrante de EGR en el victory lane, esperemos ver a Juan quemando llantas muy pronto...

Shoplifter-Davide dijo...

Montoya fue un piloto que en su momento me agrado porque estaba harto de Schumacher, aun recuerdo vividamente la forma en que le desafio durante el Gran Premio de Brasil en el 2001 pero que lamentablemente tuvo que abandonar por un incidente con Jos Verstappen.

Lastima que con Mclaren lo unico que hizo fue arruinarle la vida a todos, su lesión fue estupida y no fue el escudero ideal para Raikkonen mi piloto favorito del gran circo, es más el Iceman merecia llevarse el campeonato del 2005 y lo hubiera logrado de haber contado con alguien de la talla de Coulthard, al final no se me olvida lo que dijo Montoya "se alegraba por la victoria de Alonso ya que quería más que ganara este que el finlandes"

Hizo bien en retirarse ya nadie le queria.

Publicar un comentario