Retrorace, blog miembro de FOwwwA (Formula One world wide web Association)

miércoles, 6 de mayo de 2009

Jaques Villeneuve

La carrera deportiva de Jacques comenzó en Italia, donde compitió desde 1989 y hasta 1991 en el Campeonato Italiano de F3. Allí acabó la temporada sexto, aunque sin haber ganado ninguna carrera. En 1992 se fue a Japón, donde participó en el Campeonato japonés de F3 con más éxito. El piloto canadiense consiguió imponerse en tres ocasiones. Al año siguiente volvió a hacer las maletas y compitió en el Campeonato Norteamericano Toyota Atlantic, donde fue capaz de ganar en cinco circuitos en los que nunca antes había pilotado. Su actuación la temporada siguiente en la Indy Car le valió el título de 'rookie' del año en 1994, tras acabar sexto en la clasificación. Esa misma campaña, Villeneuve acabó segundo en las 500 Millas de Indianápolis y ganó la Road America con el equipo Forsythe. 1995 fue el año decisivo para dar el salto a la F1, ya que el piloto canadiense se llevó el título en la Indy y ganó las 500 Millas de Indianápolis. Jacques entró en la Fórmula Uno por la puerta grande y de la mano del equipo Williams. En su primera carrera consiguió la pole y estuvo a punto de imponerse de no haber sido por el que entonces era su compañero, Damon Hill, que le arrebató el triunfo. Su primera victoria llegó ese mismo año en el GP de Europa, a la que le siguieron también sus triunfos en Gran Bretaña, Hungría y Portugal. Jacques mantuvo sus opciones de alzarse con el título mundial hasta la última carrera, pero un accidente lo dejó fuera de combate y la corona mundialista fue para Damon Hill. En 1997 Villeneuve ganó tres de los primeros seis Grandes Premios de la temporada. Después conseguiría cuatro más que lo colocarían a un sólo punto de Michael Schumacher en la última carrera del año, en Jerez. La polémica rodeó a aquella carrera, pero Schumacher acabó retirándose y el tercer puesto de Jacques fue suficiente para que el canadiense ganara el título. El panorama cambió de forma radical la temporada siguiente. Williams ya no contaba con el motor Renault y sus coches nunca estuvieron a la altura de sus máximos rivales. Las mejores actuaciones de Jacques aquel año fueron dos terceros puestos, en Alemania y Hungría, finalizando el Mundial en la quinta posición con 21 puntos. En 1999 Jacques se incorporó al renovado equipo Tyrrell, el actual BAR, en el que el piloto canadiense esperaba poder disponer de un coche que le permitiera volver a ser campeón del mundo. Pero las cosas no funcionaron tal y como él esperaba y la temporada acabó siendo una decepción tras otra. A pesar de protagonizar algunas sesiones de calificación esperanzadoras, luego en carrera el rendimiento del coche era otro y el canadiense finalizó la temporada sin sumar un solo punto. A pesar de todo, Jacques continuó en el 2000 en el equipo BAR, que aquella temporada contó ya con los nuevos motores Honda. Y aunque el objetivo del canadiense era volver a saborear las mieles del triunfo, el nivel exhibido por Ferrari y McLaren aquella campaña impidió que pudiera subir al podio. A pesar de todo, el equipo experimentó una evidente mejoría, acabó el Mundial en la quinta posición de la clasificación de constructores y fue reconocido como la escudería que más había progresado. En el 2002, Jacques se reencontró en BAR con su viejo compañero Olivier Panis y con el podio, aunque tampoco pudo llegar a celebrar ningún triunfo. El coche fue muy poco competitivo a lo largo de toda la temporada y el canadiense había depositado muchas esperanzas en el nuevo BAR004 para el 2002. Pero la destitución de Craig Pollock en BAR, gran amigo y mentor del piloto, la víspera de la presentación del nuevo monoplaza molestó mucho a Jacques e incluso le hizo cuestionarse su continuidad en el equipo de Brackley. La temporada 2003 fue especialmente negativa para Jacques, que cumplía su última campaña en la escudería BAR. Dos sextos puestos le permitieron sumar tan solo 6 puntos en una temporada en la que su nuevo compañero, Jenson Button, lo superó claramente acabando con un total de 17 puntos. El GP de Estados Unidos fue su última carrera con el equipo de Brackley, ya que aunque viajó hasta Japón para disputar el último Gran Premio de la temporada, finalmente la escudería BAR prescindió de sus servicios y lo sustituyó por Takuma Sato. Nunca quedó del todo claro quien tomó la decisión de que Villeneuve no concluyera la temporada, pero lo cierto es que la relación entre el canadiense y BAR no finalizó de la mejor forma posible. Jacques Villeneuve se encontró sin asiento para la temporada 2004. Durante el verano se especuló con la posibilidad de que el canadiense probara para Williams, pero finalmente no se concretó nada. Pero en el GP de Italia todo cambió para Villeneuve. Jarno Trulli completó en Monza su última carrera para Renault y tres días después Jacques estaba rodando al volante del R24 en un test en el circuito de Silverstone. La dirección de la escudería francesa decidía que Villeneuve completara las tres últimas carreras de la temporada para Renault, en China, Japón y Brasil. Así pues, a Jacques se le presentaba la oportunidad de ayudar al equipo galo a arrebatarle el segundo puesto del Campeonato de Constructores a su antigua escudería, BAR Honda. La misma semana en la que probaba para Renault, Sauber Petronas confirmaba su fichaje para la temporada 2005. En cuestión de días, Villeneuve se encontraba con un volante para completar las tres últimas carreras de la temporada, además de asegurarse un contrato de dos años con Sauber. Las últimas tres carreras de la temporada 2004 con Renault no fueron nada fructíferas, ya que el canadiense no consiguió acercarse al ritmo de Fernando Alonso, especialmente en carrera, y no puntuó para el equipo, que terminó tercero en el campeonato de constructores. Villeneuve tuvo un comienzo de temporada titubeante con Sauber. Para el Gran Premio de San Marino ya circulaban rumores de que sería despedido, pero el rumor nunca llegó a concretarse y Villeneuve fue aumentando el ritmo a medida que la temporada avanzaba. Su cuarta posición en el Gran Premio de San Marino sería su mejor resultado del año, pero consiguió ponerse a la altura de su compañero Felipe Massa en la segunda mitad de la temporada y logró acabar en una buena sexta posición en el GP de Bélgica. Peter Sauber vendio su equipo a BMW, que rodaria como BMW Sauber en 2006. Seria su ultimo año en la F1.

0 comentarios:

Publicar un comentario